Mercredi 7 janvier 2015

Doce recomendaciones clave para la mejora de la protección de los bosques

Recomendaciones regionales :


1. Fomentar la interacción y la colaboración de los diferentes propietarios forestales y fortalecer la red de actores involucrados en la protección de las masas forestales, y en la gestión diaria de los riesgos y de las crisis.

De esta manera, se podrán adoptar y aplicar de manera colectiva medidas de protección comunes que afecten a los tres componentes de riesgo, peligros, vulnerabilidad e impacto potencial y las partes interesadas tendrán más peso y serán más eficaces cuando traten con las autoridades públicas.

Las masas forestales de la región del proyecto FORRISK son mayoritariamente de propiedad privada. Su gran número y fragmentación pueden dificultar la gestión forestal y obstaculizar cualquier intento de defender los intereses del sector forestal al tratar con las autoridades públicas así como la puesta en marcha de medidas de protección comunes. Se necesita establecer y reforzar las redes de actores relevantes (incluidas las instituciones públicas) con el fin de asegurar que se llevan a cabo medidas de prevención y de gestión de las crisis eficaces.


REDES DE PROTECCIÓN DE LOS BOSQUES

Redes de propietarios forestales :

En Aquitania, Francia : Asociaciones Sindicales Autorizadas, coordinadas a través de la Asociación Regional de Defensa de los Bosques Contra los Incendios (ASA de DFCI AQUITANIA). En Portugal : Zonas de Intervención Forestal (ZIF)

Redes profesionales :

Francia : una red de forestales conocida como “Corresponsales-Observadores” desarrolla el trabajo de vigilancia para el Departamento de Sanidad Forestal (DSF) En todas las regiones : bomberos, profesionales forestales



2. Impulsar el desarrollo de negocios y actividades del sector forestal.

Los negocios y las actividades del sector forestal son beneficiosos para los bosques, debido a que el interés de los propietarios y gestores forestales es reducir en sus terrenos cualquier tipo de riesgo que tenga como resultado la disminución de su valor económico y su aprovechamiento. Por tanto, están activamente implicados en su gestión y protección.

LA IMPLICACIÓN DE LOS PROPIETARIOS FORESTALES EN LA REGIÓN DE AQUITANIA

Los bosques de las Landas de Gascuña, en el sudoeste de Francia, constituyen una importante fuente de actividad económica en la región de Aquitania. Con el fin de proteger sus bosques, los propietarios forestales se agrupan en ASA de DFCI y contribuyen a financiar el sistema de protección del bosque contra el fuego.



3. Implicar a las entidades locales en la protección del bosque .

Para poder implicarse en la protección del bosque, las entidades locales pueden participar en la toma de decisiones relacionadas con los riesgos y animar la discusión entre propietarios y empresas forestales con el fin de participar en grupos de presión (“lobbying”).


CÓMO SE PUEDE IMPLICAR A LAS ENTIDADES LOCALES

Agrupar a propietarios y empresas forestales y animar discusiones constructivas sobre aspectos relacionados con la caza o la práctica de la « tala y quema » (impactos sobre la caza y riesgo de incendio forestal).

Tener en cuenta el posible riesgo de erosión en la concesión de permisos de construcción.

Realizar el seguimiento de un lugar concreto donde un incendio haya sido recientemente extinguido para poder asegurarse de que no se reproduce en el futuro.



4. Consolidar y mejorar la percepción sobre los riesgos entre toda la comunidad (incluida la población en general, las autoridades locales y los propietarios forestales).

Nadie percibe de la misma manera el riesgo y ello plantea un problema cuando ese riesgo necesita ser gestionado colectivamente. Las partes interesadas necesitan mejorar su conocimiento sobre un riesgo concreto y ser capaces de asociar la noción de uso de la tierra con la del propio riesgo. Ello puede conseguirse mediante el diálogo y el uso de herramientas de gestión objetivas y fiables.


EJEMPLOS DE CÓMO MEJORAR EL CONOCIMIENTO DE UN RIESGO

Organizar la comunicación y la organización de campañas de concienciación en la comunidad en relación con el uso del fuego en el medio natural, en particular en relación a la población visitante durante la temporada de mayor riesgo de incendio

Establecer comités, grupos de trabajo, reuniones colaborativas y proyectos concretos dirigidos a los diferentes usuarios de los terrenos (gestores forestales y cazadores, en relación a daños por caza, excursionistas, bomberos, cazadores, etc.) y aplicar herramientas fiables de gestión del riesgo.



5. Adaptar y simplificar la legislación

Antes que represiva, la legislación forestal de protección debería ser un incentivo para la protección del bosque y la gestión forestal sostenible y adaptarse a las distintas situaciones particulares en los bosques y otros terrenos forestales. Si la legislación es demasiado complicada y no está bien adaptada al sector forestal, constituye un problema y en ocasiones puede desincentivar a los propietarios forestales e incluso llegar a frenar las iniciativas de protección. También debe realizarse un seguimiento de su nivel de aplicación para poder asegurarse de que se respeta su cumplimiento.


EFECTOS DE LEGISLACIÓN COMPLEJA

En Aquitania, Francia : leyes múltiples (con relación con el agua, contratos gubernamentales, construcción, etc.), superpuestas a la labor desarrollada por las DFCI.

En el País Vasco español : también leyes múltiples, más o menos restrictivas, y aplicadas por múltiples Administraciones o entidades públicas.

En Portugal : el pino está sometido a 68 leyes diferentes y los propietarios forestales deben hacer equilibrios con hasta siete cuerpos institucionales distintos.

EJEMPLOS DE NO CUMPLIMIENTO DE LA LEGISLACIÓN

En Aquitania, Francia : las leyes que regulan la gestión del sotobosque no suelen ser respetadas, no se realiza su seguimiento y es muy poco frecuente la imposición de multas con tal motivo.

En Portugal : las leyes que regulan la eliminación de residuos de cortas para reducir el riesgo de incendio no suelen respetarse ni se realiza su seguimiento.

EFECTOS DE LEGISLACIÓN CONSTRUCTIVA

En el País Vasco español, se dispone de distintas subvenciones, tanto para empresas y profesionales como para propietarios forestales privados, para la adquisición de maquinaria y para la aplicación de buenas prácticas de gestión con el fin de disminuir el impacto en los suelos.



6. Desarrollar herramientas regionales de apoyo a la toma de decisiones de tipo multirriesgo, destinadas a los propietarios forestales, con el fin de que puedan integrar fácilmente los riesgos en su propia gestión forestal.

Las aproximaciones multirriesgo aún son complejas y poco estudiadas, pero no por ese motivo deberían dejar de ser esenciales. Cuando fuera posible su aplicación, debería suministrarse a los propietarios forestales estas herramientas de apoyo a la toma de decisiones basadas en parámetros regionales con el fin de ayudarles a ordenar toda la información y recomendaciones disponibles, las cuales, en ocasiones, pueden llegar a ser contradictorias.


RELACIONES ENTRE RIESGOS

Los incendios forestales, la pendiente y la lluvia aumentan el riesgo de erosión.

Los daños ocasionados por tormentas incrementan el riesgo de incendios forestales, plagas de insectos, la difusión de enfermedades y de caza, etc.



7. Aplicar medidas comunes de protección en una zona de riesgo.

Los límites geográficos de una zona de riesgos cambiarán en función de la amenaza(s) implicada(s) y serán mayores que el tamaño de la propiedad. Por eso resulta más eficaz y rentable que los propietarios forestales en esa zona se junten para establecer estrategias de gestión del riesgo.


EJEMPLO

Un propietario forestal que aplica buenas prácticas en su bosque con el fin de limitar posibles daños potenciales podría sufrir daños si no se aplican las mismas prácticas en las propiedades colindantes.


Recomendaciones inter-regionales (con posible estandarización en todos los países) :


8. Implementar un sistema para evaluar la eficiencia de las medidas de protección tomadas, independiente del sistema de gestión de riesgos

El análisis y la gestión de riesgos se pueden valorar a través de la implementación de herramientas de rendimiento e indicadores de eficiencia y calidad. Dicho sistema no solo sería la base de la monitorización de daños, sino también, por ejemplo, de recursos usados, de la adaptabilidad y capacidad de recuperación del sistema, de la interacción entre las partes interesadas, y de la estandarización con las regiones vecinas.


EJEMPLO

Este tipo de sistema de valoración ya existe en otros sectores, como la herramienta de Prestación de Servicios Veterinarios (Performance of Veterinary Services, PVS) utilizada por la Organización Mundial de la Salud Animal (World Organization for Animal Health, OIE).



9. Desarrollar herramientas de seguimiento duraderas con el objetivo de dar la alarma y asegurarse de que se toman las medidas adecuadas ; monitorizar el desarrollo de los peligros y adaptar los métodos de protección según el grado del riesgo y el cambio global (ver a continuación) ; mejorar el conocimiento de los riesgos.

El cambio global incluye :
  • El cambio climático : incrementará los peligros a los que tendremos que adaptarnos (seleccionar especies con una mayor flexibilidad climática, crear nuevas infraestructuras como el DFCI).
  • El comercio : un aumento en el comercio amenazará los sistemas existentes de protección contra insectos y enfermedades.
  • Prácticas forestales/silviculturales : Un incremento en la producción de energía puede, en algunos casos, resultar beneficioso en la gestión y mantenimiento de masas forestales, pero, en otros casos (escenarios de producción de biomasa), puede aumentar el riesgo de incendios forestales. La producción en plantaciones de corta rotación incrementa el riesgo de degradación del suelo.
  • El comportamiento ciudadano y cambios en el uso del suelo : la urbanización llega a un nivel de fragmentación más alto y hace que el uso del suelo pueda ocasionar un incremento en el nivel de ciertos riesgos. La despoblación rural conlleva una menor presencia de los propietarios en sus montes y un menor control de la fauna a través de la caza en algunas zonas. No toda la gente que se desplaza para vivir en el campo tienen la misma idea de lo que es la naturaleza.

Estas herramientas de seguimiento deberían estar estandarizadas a nivel europeo.


HERRAMIENTAS DE SEGUIMIENTO

ICP (International Co-operative Programme on Assessment and Monitoring of Air Pollution Effects on Forests) nivel 1 del red de seguimiento de la salud forestal (finalizado en 2006)

Centro para la Restauración de Bosques (Centre for Forest Restoration, France) gestionado por el Grupo Público de Intereses para la gestión del suelo y el riesgo (GIP ATGeRI)

INDICES DEL NIVEL DE RIESGO

Índice del Tiempo para Fuegos Forestales (Forest Fire Weather Index (IFM)), Centro regional para el seguimiento de daños provocado por cérvidos gestionado por el GIP ATGeRI, y basado en los testimonios de propietarios forestales y profesionales del sector de la madera.

Alertas sanitarias y consejos de prevención divulgado por la estación de fitopatológica de Areeiro (Galicia)

REDES DE VIGILANCIA

Torres de observación

Redes de vigilancia para la introducción de nuevos patógenos dirigido por el Departamento de Salud Forestal (DSF) de Francia.



10. Incorporar planes de contingencia en la gestión de la crisis.

Estos planes deberían definir el papel de cada parte interesada además de integrar y anticipar procedimientos para que se evite el colapso del mercado de la madera.

La idea que respalda la planificación de contingencia para las zonas más vulnerables y para las amenazas más dañinas es prepararse para la crisis antes de que suceda. Los procedimientos a llevar a cabo deberían estar identificados, además de los principales interesados y sus contactos, sus métodos de coordinación, sus papeles y las herramientas necesarias para gestionar la crisis.

EJEMPLO

La Unión Europea requiere a los estados miembros en zonas de riesgo del nematodo del pino adoptar planes de contingencia para evitar su dispersión por la Unión Europeo.



11. Desarrollo y puesta a disposición del conocimiento y de los datos relacionados con los riesgos con el fin de construir una base de datos de referencia.

Tener acceso a datos de referencia sólidos es básico para dar recomendaciones robustas y desarrollar medidas de protección sólidas. Tales datos de referencia incluyen información sobre amenazas, vulnerabilidad del bosque, interacciones entre distintos riesgos y respuestas de sistemas a las medidas de protección tomadas.

Para determinados riesgos, la ausencia de datos de referencia regionales implica que no es posible recomendar o informar a los grupos de interés acerca de las mejores prácticas que llevar a cabo. Por lo tanto, cualquier mejora en el conocimiento de las amenazas y vulnerabilidades de los bosques sería un activo para la gestión del riesgo.

Así como hay una gran cantidad de datos relacionados con la monitorización de la salud del bosque para la mayoría de regiones, estos datos no son siempre analizados y por tanto no son explotados, debido a la falta de tiempo y medios económicos. Por lo tanto, se debe mejorar la comunicación sobre la disponibilidad de datos. Se deben estandarizar los protocolos para poder comparar datos y resultados entre países.


EJEMPLOS

Los datos relacionados con la monitorización de la salud del bosque de la red ICP1 deben ser explotados.

Mejorar los estudios sobre las causas de los incendios.

Mejorar el conocimiento sobre la respuesta de las especies cinegéticas a las prácticas de caza.



12. Desarrollar programas de entrenamiento para la gestión del riesgo en el sector de la enseñanza relacionada con los bosques.

Recomendaciones relativas a los riesgos


Incendios forestales

La prevención eficiente de los incendios forestales recae en una red de gestores del riesgo mantenidos por organizaciones institucionales o de profesionales competentes en incendios forestales.

Las medidas de prevención de incendios forestales tomadas por los gestores forestales están directamente conectadas a los beneficios económicos esperados en la producción de las plantaciones.

Las operaciones de lucha contra incendios se ejecutan por una cadena de mando y siguiendo procedimientos análogos a los militares. Los servicios de extinción necesitan especializarse en la lucha contra incendios forestales.

Se desconoce en la mayoría de las regiones las causas del inicio de los incendios. Los estudios sobre las causas de inicio de fuegos necesitan ser mejorados. Hay que estandarizar la clasificación de los fuegos forestales y sus orígenes, de tal manera que la experiencia de los distintos países pueda ser comparada.



Eventos Climáticos Extremos

Lors de récentes gestion de crise, l’implication des professionnels de la filière (coopératives, techniciens forestiers…) s’est révélé efficace en terme de nettoyage et de reconstitution de la forêt. L’élaboration de plans de contingence devrait permettre de définir les rôles, coopérations et procédures à réaliser par ces acteurs et d’intégrer des moyens pour limiter la chute des cours du bois.



Enfermedades y plagas

Las preocupaciones principales en este aspecto son la dispersión de enfermedades y plagas de país a país, el aumento de su capacidad para adaptarse, y la aparición de impactos relacionados con el cambio climático. Se debería evitar el comercio de productos que suponen un riesgo conocido, se deberían fortalecer los controles sanitarios en las fronteras y se debería animar a las industrias del sector forestal para comprometerse con el mercado de madera sana.



Caza

Uno de los retos de la caza es el acuerdo de los grupos de interés en la percepción de los riesgos. Por tanto, ellos deberían comprometerse a dialogar en la determinación de herramientas objetivas de evaluación, participando en reuniones y visitas de campo. Hay, además, necesidad de equilibrar la participación de representantes del sector forestal y del sector de la caza en los comités sobre la caza.



Degradación del suelo

Las amenazas, presiones y riesgos de degradación del suelo deben ser identificados en relación a la gestión forestal. Las herramientas que pueden ser útiles para la redacción de políticas incluyen la metodología de cartografiado de áreas sensibles a la degradación del suelo propuesta por la JRC (Unión Europea) y la metodología de cartografiado de riesgos potenciales de erosión propuesta en el proyecto FORSEE. Su uso aseguraría la aplicación de prácticas forestales sostenibles y promocionaría actividades con menor impacto sobre el suelo (por ejemplo la extracción de madera con cable). Las operaciones de gestión en suelos sensibles deben ser reguladas eliminando las prácticas no sostenibles e incentivando las sostenibles con subsidios (por ejemplo, el pago de servicios ambientales (Payments for Environmental Servicies PES, en inglés, incentivos ofrecidos como contrapartida a servicios ecológicos).

Participez à la vie du site !